500x500

Mala Fama

Quito, Ecuador

Fav Tracks:

  • llukshina
  • Anónimo
  • Wawa Wañuy
6500

Anta

Mala Fama

(2018)

por: Jose Hernandez

29.Oct.2018

Anta es el primer EP del artista ecuatoriano Mala Fama y a la vez es la producción musical con que se estrena el lanzamiento del sello discográfico Apocalipsis. Un trabajo pletórico de influencias de varios estilos musicales, especialmente las de comunidades Quichuas de Imbabura y música electrónica futurista. Apenas se lo escucha, se evidencia una profunda investigación de las raíces tradicionales del sector, así como la utilización de varios recursos que confirman la diversidad de los géneros de esa región, como la música Afro del Valle del Chota y la cumbia.

 

Los paisajes sonoros reflejan formas no-lineales y ambientales, con sonidos expresados desde la profundidad humana; el lamento de una madre que acaba de perder a su hijo o las invocaciones de tradición oral expresadas en forma de oraciones de luz y oscuridad. Estos y otros elementos fueron grabados con el apoyo de una comunidad indígena de Cotacachi en la iglesia de Turucu en el cantón de Cotacachi. La mayoría de temas están elaborados con samples –retazos de sonidos–, algunos utilizados en repetición, otros manipulados para transmitir con sutileza y al mismo tiempo con fuerza elementos de la cosmovisión andina.

 

Anta –máquina en español– nace en colaboración con el músico y productor Jesús Bonilla de la comunidad de Turucu. Es una obra realizada con intención, investigación y un profundo respeto por las raíces indígenas. Se muestran varios detalles sonoros dentro de las texturas principales de los temas, creando polifonías similares a la música tradicional andina interpretada en ceremonias o festividades; brindando aquellas características únicas de este tipo de música. 

 

 

Mala Fama muestra la capacidad del arte musical de habitar en varios mundos a la vez. Con un cometido profundo sobre el dolor existencial –a lo que él suele categorizar como ‘musiquita triste’–, se advierte un enraizamiento en el orgullo y poder que denota el balance musical indígena. De esta manera se expresa la belleza a través de los artefactos musicales utilizados en el norte de los Andes ecuatorianos; algunos de ellos se alternan entre el arpa, pingullo, yumbo, flautas pasión, bombos, pallas, cantos y otros instrumentos tradicionales ejecutados para expresar las historias cotidianas de los habitantes de la zona.  Al mismo tiempo coexiste el uso de medios electrónicos como el Octatrack y el sintetizador Moog Mother 32. Los recursos percutivos en combinación con el uso de subs -frecuencias bajas- llegan a estimular en lo profundo del ser el gusto de bailar los ritmos tradicionales.

 

Anta, constituye un trabajo auténtico y valioso que presenta la tradición de manera innovadora, junto con grabaciones y registros que permiten apreciar la integridad y la conservación de las tradiciones orales de diversas comunidades indígenas. La repetición no-linear es precisa para aquellos que disfrutan la música de los Andes, así como la música electrónica actual; combinación que deriva en sensaciones agradables al oído y que a la vez mantiene vivas las raíces. El diseño sonoro de Anta es de una calidad exquisita que permite disfrutar de un proceso musical ‘real’, resaltando la expresión, como fin en sí mismo.

 

A partir de una particularidad esencial es que se pueden descubrir varios estilos imbuidos en la facha mestiza de la obra. Los ancestros cultivaron y lograron mantener encendida la llama de inspiración que se ha impregnado en las generaciones de artistas destacados en la escena de la música electrónica, que han profundizado en la investigación y ratifican los valores de sus raíces en múltiples formas, transmitiendo con primacía el poder de su origen al ámbito latinoamericano mundial. Al reconocer esa identidad esencial emerge el espíritu, el conocimiento propio de esa generación musical, su proyección y relación local-global.