Captura de pantalla 2018 10 08 a la%28s%29 20.18.17

Tayos Tayos Tayos

Guayaquil, Ecuador

Fav Tracks:

5400

Bailorio

Tayos Tayos Tayos

(2018)

por: Jose Hernandez

09.Oct.2018

Desde su inicio, el álbum destaca por su uso de la retórica.  La lírica posee fuerza y adquiere significado cuando se aprecian los temas. Tayos, revela una singularidad, que explora diferentes aspectos desde metáforas sentidas que muestran integridad, y que expresan experiencias auténticas.  Es admirable la sutileza con la que se manejan los recursos descriptivos a lo largo del trabajo. Así mismo, llama la atención, inmediatamente, un sonido limpio a nivel de producción.

 

En cuanto al ambiente sonoro, de donde viene el nombre del disco ‘Bailorio’, se funde la mezcla entre el baile y un velorio, así se apuesta a que algunas de las canciones sean empujadas a contener ritmos danzantes contemporáneos, como “Pá Ná Má” y “Conglomo II”.  Por otra parte, el “ñengoth”, para las masas que ofrece la banda mezcla lo “ñengoso” y lo “gótico” en un estilo propio que esta agrupación “Darks” ha realizado para los oídos atentos.

 

El disco es de fácil entendimiento y guarda una onda bastante Guayaquileña. Trae aires refrescantes que expuestos a través de la música pueden llegar a desafiar y cuestionar el entorno y las situaciones del día a día de la ciudad más poblada del Ecuador. Así mismo, de forma delicada y auténtica, se muestra una visión que cuestiona implícitamente los paradigmas y la moral de las “costumbres”.

 

 

Resulta fácil identificarse con el concepto lírico que adopta la banda, concepto que adquiere un atractivo particular al volverse andrógino, dimensionando la unidad de los opuestos; así, por ejemplo, está la chica que canta ‘fuiste tú la que me desvistió sin hablar’. Del mismo modo, los sentimientos que se logran expresar en imágenes a través de metáforas están bien logrados. Un buen ejemplo de esto es ‘Tutankabrón’ que no solo muestra originalidad en el juego de palabras, sino que evidencia a través del canto los sentimientos generados en el juego de la seducción con los que muchas personas llegan a identificarse ‘…no soy tan linda, ni tutankabrón…’

 

Los detalles en los sonidos al momento de crear la atmósfera de ‘Bailorio’ son fundamentales.  El ambiente logrado es suave, de atmósfera mágica, donde se puede interpretar a una mujer cantando en ciertos momentos y a una niña jugando en tinieblas en otros; sensible y oscura combina fantasías tan siniestras como sensuales. Más que apuntando al Goth, se nota una fuerte inclinación hacia el downtempo/post rock con elementos de ‘pop’ en los temas bailables.

 

El sonido del disco es de gran calidad. Además de contar con intérpretes con personalidades únicas, la actuación es sólida en cuanto a la ejecución instrumental.  Lo que éste álbum tiene de especial, es la articulación de la voz; es allí donde se puede reconocer el origen geográfico de la banda.  Las melodías generan nostalgia agradable a la escucha, sobre todo al momento de fusionarse con el contenido de la lírica, transmitiendo eficazmente lo que la banda quiere decir. La realidad musical del álbum logra tocar el sentir individual, dentro de un ambiente tan opaco como fantástico, la banda invita a reflexionar a través de las emociones y los sentimientos que surgen de las relaciones humanas en la cotidianidad.